Cursos de Mecanografía Presenciales

La mecanografía es una “carencia digital”: A pesar de las pantallas tactiles, durante mucho tiempo, seguiremos comunicándonos con los ordenadores a través del teclado.

Una Carencia Digital:

Nuestra velocidad de digitación, nuestra velocidad mecanográfica, influye en gran manera en el uso que hagamos de los amplios recursos digitales disponibles en la actualidad. Tener un ordenador, incluso saber usar los programas que necesitamos, no es garantía de éxito en el trabajo o en los estudios.

Mucha gente supone que tener y saber usar el ordenador es una de esas cosas imprescindibles hoy en día, no les falta razón, pero no es suficiente. En muchos currículum se mencionan los conocimientos en el uso de ordenadores, pero no se puede acreditar mecanografía. Así pues, en esta cultura digital, son precisamente los dedos, o mejor dicho, su uso inadecuado con los teclados, en un problema, en un cuello de botella de la formación actual, una “carencia digital”.

¿Cómo aprendes mecanografía con nosotros?

Cursos presenciales de Mecanografía por ordenador en CEI & Languages – Guadalajara
  • Son cursos individuales en los que se acuerdan horarios cómodos para tí y en los que haya disponibilidad de aulas.
  • Aptos para nños, estudiantes, opositores y adultos de todas las edades. Para niños aconsejamos empezar a partir de los 8 años, aunque hemos tenido alumnos más jóvenes.
  • Se realizan durante todo el año, no hay que esperar a convocatorias por eso puedes estar solo/a o acompañado/a en el horario acordado.
  • Se realizan con ordenador, con un teclado convencional pues el de los portátiles no es apropiado para aprender.
  • Se realizan 5 horas por semana en 4 o 5 sesiones. La duración mínima de la sesión será de una hora pero no es aconsejable que duren mucho más ya que puede ser contraproducente para el aprendizaje.
  • Mecanografía I: Nivel de iniciación:
    • Duración: un mes, unas 20 horas.
    • Normalmente en un mes se adquieren entre 80 y 120 pulsaciones pero la calidad de escritura no es excesivamente alta, aún se producen bastantes errores.
  • Mecanografía II: Nivel de perfeccionamiento:
    • Duración: un mes, unas 20 horas.
    • En un segundo mes es habitual conseguir entre 180 y 250 ppm y la precisión es bastante alta.
    • Suele ser suficiente para los requerimientos de la mayoría de las personas.
  • Mecanografía III: Nivel profesional o para opositores con pruebas de escritura.
    • Duración: Indeterminada, lo que necesites para tus objetivos.
    • Si ya sabes mecanografía y quieres mejorar, también puedes hacer el curso pero comenzando con el nivel de perfeccionamiento.
    • En este nivel tendrás la oportunidad de escribir en otros idiomas (inglés, francés y alemán) muy apropiado ya que obliga a fijarse más, liberándose de automatismos adquiridos.
    • Este nivel es el más solicitado por opositores que tienen pruebas de escritura.
    • Suelen alcanzarse velocidades muy altas y precisión del 99%.
  • Al finalizar el curso puedes realizar una prueba o exámen y te expediremos un certificado que indique el número de pulsaciones obtenidas.

De instrumento de trabajo a objeto de ocio

La antigua máquina de escribir no era un medio de ocio, sino un instrumento de trabajo, y su utilización venía acompañada de una formación mecanográfica que no era cuestionada. Como no se cuestiona que para conducir un vehículo, manejar maquinaria o un ordenador a cierto nivel, hay que recibir clases y obtener una cualificación.

Actualmente, la situación ha cambiado completamente. Nuestros hijos utilizan el ordenador antes de saber leer (en casa, en la guardería, en preescolar) y acaban relacionando su uso con el ocio y la diversión.

¿Cuándo empezar a aprender mecanografía?

A veces, se les estimula a que hagan uso del teclado sin recibir ninguna formación mecanográfica. Esta formación mecanográfica puede ser efectiva a partir de los ocho o diez años, ya que a esa edad tienen la suficiente coordinación motora, pero ya podría ser demasiado tarde: comenzar mecanografía después de un uso intensivo e inadecuado del teclado, implica que vamos a pedir a nuestros alumnos o hijos una fuerza de voluntad, un esfuerzo adicional y una renuncia a la “velocidad ya adquirida” que, muchos adultos, no poseen. Esto es aún más grave cuando se han habituado a usar un par de dedos para escribir en el “teclado” de un teléfono o en una pantalla táctil.

Los estudiantes se acostumbran a escribir con faltas de ortografía, a confiar en el corrector ortográfico del procesador de textos, a colocar el texto como buenamente pueden, desconocen atajos de teclado que pueden agilizar su trabajo. Se cansan y dejan o posponen las tareas en las que tienen que escribir. Acaban usando el socorrido “copiar y pegar” con lo que el objetivo que tenía el trabajo encomendado en el colegio, instituto o universidad se pierde.

¿Por qué aprender mecanografía?

Las razones son las mismas para los adultos que para los niños:

La principal es que el teclado se utiliza para casi todo, para escribir un mensaje de correo electrónico, una dirección de Internet, o tu nombre o tu clave para acceder a tu ordenador, trabajos, informes, cartas y toda clase de documentos. Cuanto mejor se maneje, más sencillas, rápidas y fiables serán las tareas con el ordenador.

Un curso de mecanografía es el mejor complemento a la ofimática.

Todos los que trabajan creando documentos, informes, cartas o introduciendo datos de texto, números, etc. saben que se puede perder mucho tiempo y cometer errores si no se hace con eficacia.

Cuando el niño, el joven o el adulto aprenden a mecanografiar deja de pensar en dónde tiene que poner cada dedo. Los dedos “memorizan” el teclado y escriben de forma automática. Ya no hay que pensar en dónde estarán las letras en el teclado y nos podemos concentrar en el trabajo que estamos realizando.Cuando se aprende bien con un teclado, adaptarse a otros no es problemático.

Mejora la comunicación. Si el niño o el joven saben mecanografía, puede escribir mejor y más rápido y ser más expresivo y exacto.

Los estudiantes con dislexia, disgrafia, y otros problemas de aprendizaje, encuentran más fácil escribir con teclado que a mano porque las letras aparecen automáticamente de izquierda a derecha y no tienen que preocuparse por escribir al revés.

Aprender correctamente a mecanografiar evita malos hábitos que, cuando se poseen, son difíciles de “desaprender”. Los malos hábitos no sólo crean mala escritura sino dolor de cuello y lesiones por esfuerzo repetitivo.

La mecanografía mejora las competenciass profesionales.

¿Qué se aprende con la mecanografía?

Explicaremos brevemente en qué consiste la práctica mecanográfica para que queden claras las anteriores afirmaciones.

Para escribir muy rápidamente no basta con escribir con nuestros diez dedos. Es preciso asociar a cada letra y tecla un dedo concreto utilizando la memoria muscular o cinestésica: cuando queremos escribir una f, no “recordaremos” donde está la f ni con qué dedo se teclea, sino que el dedo índice de la mano izquierda se habrá movido antes de que nosotros hayamos podido tener ningún pensamiento consciente.

¿Cómo se consigue esto? Con la repetición consciente y sin utilizar nunca nuestra vista para buscar las teclas. Hemos de repetir muchas veces pensando, para que sea posible llegar a hacerlo sin pensar. Debemos escribir lentamente y de manera consciente para poder alcanzar velocidades de 400 pulsaciones por minuto en el futuro.

Esto va en contra de muchos reflejos adquiridos por un niño o joven que utiliza asiduamente el ordenador sin técnica mecanográfica. Además, muchos de estos niños y jóvenes tienen una intensa “vida social” por Internet y no están dispuestos a sacrificar la velocidad adquirida para comenzar a escribir de una manera que se les hace complicada y lenta.

Así, que podría ser que un “exceso” de ordenador, sin formación mecanográfica, se convierta en perjuicio nuestro. Y que no ser conscientes de la importancia de la mecanografía puede hacer que trabajos que se pueden realizar en treinta minutos necesiten… ¡más de dos horas de trabajo!. Pero hay que tener en cuenta que ésta es una situación que no mejorará nunca, a menos que le pongamos una solución.

Pero la pérdida de tiempo y el esfuerzo excesivo no es el único problema. El uso indebido o excesivo del teclado perjudica las articulaciones de los dedos y las muñecas. Los teclados de dispositivos planos, como los táctiles o los portátiles, son los que más perjudican. Así pues no se trata únicamente de usarlo con eficacia, sino de hacerlo con corrección.

“Puedo aprender gratis en internet”

Existen muchos cursos de mecanografía en internet, incluso gratuítos, pero ahí no corrigen las malas costumbres que podemos adquirir durante el aprendizaje, se limitan a medir nuestros avances de forma numérica, las pulsaciones o palabras por minuto (PPM). Un curso on line o aprender en casa nos puede llevar a la indisciplina del horario, las interrupciones, adquirir malos hábitos que permanecerán para siempre.

Además, aprender en casa, por nuestra cuenta suele acarrear interrupciones, la inconstancia y dejarlo para otro momento. En fundamento del aprendizaje es la disciplina horaria y la constancia.

Solo un curso presencial en el que alguien con experiencia nos “vigile”, aconseje o corrija, nos permitirá aprender con eficacia.

¿No es ésta una importante “carencia digital”?

Estudiantes que pueden tomar apuntes a buena velocidad con su propio ordenador y que no necesitan escribir con faltas de ortografía para escribir con agilidad… éste es nuestro sueño, y no se soluciona con una máquina, sino con nuestra voluntad, inteligencia y esfuerzo. Éste ha sido el procedimiento de aprendizaje real desde siempre y, me temo, que seguirá siéndolo hasta que la tecnología nos permita adquirir conocimientos y habilidades conectados a una máquina, pero eso no parece que esté a la vista de nuestro horizonte próximo.

No lo dudes, si necesitas escribir y no lo haces con eficacia… necesitas un curso de mecanografía preferentemente presencial. Si tienes estudiantes en casa deberían aprender cuánto antes para que no se convierta en una asignatura pendiente al hacerse mayores.

¿Cómo contactar con nosotros? – Formulario de contacto


Puedes contactar con nosotros a través del 949 23 10 69 (centralita) o utilizando el siguiente formulario.

Formulario de Contacto

Responsable: CEI CENTRO DE FORMACIÓN, S.L. Finalidad: Gestión, estudio y resolución de consultas y/o solicitudes de información. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir los datos, así como presentar una reclamación ante una autoridad de control, como se explica en la información adicional. Información Adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra “Política de Privacidad”. Política de privacidad.

¿Dónde encontrarnos?


C/ Rufino Blanco 10 – 19002 – Guadalajara (España)
+34 949 23 10 69 (Centralita)
Lunes a Viernes – 9:00 – 14:00 / 16:00 – 20:00

CEI & Languages (CEI Centro de Formación S.L.)

Estamos en Rufino Blanco 10 19002 – Guadalajara.
Tu academia de idiomas e Informática, tu Centro de Formación.