Preguntas Difíciles en la Entrevista de Trabajo

Preguntas Difíciles en la Entrevista de Trabajo

A continuación ofrecemos una primera recopilación de preguntas difíciles en las entrevistas de trabajo y cómo afrontarlas. Las respuestas pueden servirnos de guía, pero debemos adaptarlas a nuestra situación y realidad personal y laboral. El objetivo de esta entrada no es obtener un conjunto de respuestas que memorizar, sino obtener un punto de partida para reflexionar y preparar respuestas.

PREGUNTAS SOBRE EL EMPLEO ANTERIOR Y EL CV

Dígame el nombre de la empresa, posición, título y descripción, fechas de empleo anteriores.

Aunque no es una pregunta, el entrevistador está intentando romper el hielo, obtener una información inicial y saber en qué medida conocemos nuestro propio currículum.

Cuénteme acerca de su empleador actual y de los anteriores.

No critique a su empleador actual o a los ex, porque dará una mala impresión de usted mismo. Pero tampoco se vaya al otro extremo y atribuya a sus supervisores todo el mérito de su desarrollo profesional. Usted debe atribuirse todo el mérito que pueda acerca de sus logros, porque esto es lo que repercute en el entrevistador. Ponga especial énfasis en los ejemplos de iniciativa y liderazgo, en aquellos en los que usted haya creado o dirigido un proyecto o un programa hasta una conclusión exitosa, o en los que haya conseguido idear alguna nueva contribución para mejorar la rentabilidad de la empresa. La mejor manera de darle una buena impresión a un empleador en perspectiva es hablando de la manera en que usted mejoró la rentabilidad de sus ex empleadores.

¿Cuáles son sus objetivos?

Hable de sus objetivos lejanos: a 3, 5 10 años. Recuerde que ha definido objetivos en la primera fase de su búsqueda de trabajo.

¿Qué otros trabajos está considerando?

Sea general. Si está a la caza de un trabajo, no lo confiese nunca.

¿Que hizo cuando un compañero suyo no realizaba su parte del trabajo?

Recordemos que en general estas preguntas sobre sus compañeros y supervisores están orientadas en averiguar si usted está capacitado para trabajar en equipo, y usted tiene que marcar positivamente esa actitud suya para el trabajo.

Es recomendable tomarse siempre un par de segundos, cuando se le pide una pregunta difícil.

¿Que hizo cuando no se llevaba bien con su superior?

Tómese un par de segundos para pensar. Lo mejor es plantear un ejemplo breve de una situación real, demuestre seguridad y no vacile durante el relato.

¿Que hace si trabaja con alguien que no le gusta?

Tomarse siempre un par de segundos para responder estas preguntas difíciles.
Si no tiene un buen ejemplo sea breve y deje al final del relato siempre una frase positiva.

¿Cuáles son los mejores y peores aspectos de su último (actual) empleo?

Subraye sólo lo positivo, hablando en función de los desafíos que haya tenido que enfrentar y qué hizo para resolverlos.

¿Por qué dejó su anterior trabajo? – Si dejó el trabajo

Si se ha marchado por su decisión o de común acuerdo con su empleador.

Puede dar una respuesta de grupo como – nuestra oficina cierra- o algo general. No hable de errores ni mucho menos dé datos. Debe ser honesto y positivo en su respuesta, aún si ha sido despedido o si renunció porque había peleado con su jefe. “Hubo un recorte presupuestario”, es una respuesta válida que no faltará a la verdad.

Lo que debe evitar es cualquier alusión negativa acerca de su trabajo anterior, su empleador anterior o de usted en relación con las personas que trabajaba. “Quería avanzar en mi carrera” o “Quería aprovechar una oportunidad que se me presentaba” son respuestas posibles que pueden salvarlo de una situación difícil.

Quiero que mi carrera avance en una dirección diferente, mi maduración y crecimiento han creado las condiciones que precipitaron mi partida. Ahora tengo una gran oportunidad porque creo que este puesto se hizo para mí y espero llegar a demostrarlo con el tiempo.

No hay posibilidades de crecimiento en mi actual trabajo y estoy listo para pasar a un nuevo reto.

Estoy buscando un desafío más grande y crecer en mi profesión, No pude buscar empleo durante el tiempo que estoy trabajando, no me parece ético utilizar el tiempo de mi antiguo empleador.

Yo quede fuera de mi último empleo cuando nuestro departamento fue eliminado debido a una reestructuración de la empresa.

He decidido que quiero cambiar el rumbo para mi carrera, y mi empleador actual no tiene posibilidades de brindarme trabajo en la dirección que tengo en mente.

Después de varios años en mi último puesto, estoy buscando una empresa donde pueda contribuir y crecer en un entorno orientado al equipo.

Estoy interesado en un nuevo desafío y una oportunidad de usar mis habilidades técnicas, experiencia y capacidades adquiridas en mis empleos pasados.

Recientemente he recibido mi título y quiero utilizar mi formación académica en un nuevo trabajo.

Estoy interesado en un trabajo con más responsabilidades, y estoy muy preparado para empezar nuevo reto.

Dejé mi último trabajo con el fin de pasar más tiempo con mi familia. Las circunstancias han cambiado y ahora estoy más que listo para el empleo de tiempo completo de nuevo.

Estoy buscando un puesto en una empresa estable con posibilidades de crecimiento y oportunidades de ascenso.

Me trasladé a las afueras de la ciudad y consumo un tiempo importante en viajes cada día que voy al trabajo. Yo preferiría trabajar más cerca de casa.

Para ser honesto, yo no estaba considerando un cambio, pero vi este puesto de trabajo y me interesó la posición y la empresa. Suena como una gran oportunidad y una congruencia ideal con mis calificaciones.

Esta posición parece el complemento perfecto para mis habilidades y experiencia que no tengo posibilidades de utilizar plenamente en mi trabajo actual.

La empresa se fue reduciendo poco a poco y, por desgracia, mi trabajo finalmente fue uno de los eliminados.
   Independientemente de por qué se marchó, no debe hablar mal de su anterior empleador. El entrevistador puede preguntarse si va a hablar mal de su empresa o de él la próxima vez que usted esté buscando trabajo.

¿Por qué dejó su anterior trabajo? – Si fue despedido

Independientemente de por qué se marchó, no debe hablar mal de su anterior empleador. El entrevistador puede preguntarse si va a hablar mal de su empresa o de él la próxima vez que usted esté buscando trabajo.

Si no hay nada bueno por decir sea breve en la exposición marcando al final una actitud positiva de su parte.

Ejemplos de respuestas:

El hecho que decidieran recortar sueltos fue una bendición disfrazada. Ahora tengo la oportunidad de explorar nuevos empleos que se adapten mejor a mis habilidades e intereses. Mi investigación sugiere que esa oportunidad puede ser ocupar el puesto que ofrecen. ¿Quiere saber más sobre mis habilidades en el trabajo con las nuevas tecnologías?

Aunque seguramente hubo causas para la salida de mi primer trabajo, me resultó muy exitoso como experiencia y escuela, y aún me llevo muy bien con mis compañeros y supervisores. Tal vez no comprenda plenamente las expectativas de mi jefe o por qué me despidió tan rápido antes de que tuviera la oportunidad de probarme a mí mismo.

Mis habilidades no eran lo que necesitaba mi anterior empleador, pero considero que se ajustan correctamente a los requerimientos de su organización.

El flujo de trabajo no era lo esperado y con mi jefe acordamos que era un buen momento para buscar un trabajo mejor con mayor rentabilidad. Así que aquí estoy, dispuesto a trabajar.

Después de pensar acerca de por qué me fui, me doy cuenta de que debería haber hecho algunas cosas de manera diferente. Ese trabajo fue una experiencia de aprendizaje y creo que ahora soy más prudente y sabio. Ahora me gustaría tener la oportunidad de demostrárselo a usted.

Un nuevo director vino al sector / departamento y realizó una limpieza de empleados con el fin de traer a los miembros de su antiguo equipo. Me dijo que era su derecho, pero que visualizaba para mí mejores oportunidades en otros lugares.

Algunos problemas personales, que ahora ya he resuelto, desafortunadamente alteraron mi vida laboral. Estos problemas ya no existen y estoy esforzándome mucho para superar las expectativas en mi nuevo trabajo.

Siempre he hecho buenas migas con mis jefes, pero este caso es la excepción que confirma la regla. Simplemente no nos llevamos bien. No estoy seguro por qué.

Mi trabajo fue reubicado en… Pero estoy dispuesto a comenzar de nuevo y demostrar de lo que soy capaz.

He sobrevivido a varias reducciones de personal, pero la última me incluyó a mí. Signo de los tiempos actuales, supongo.

Yo estaba desesperado por un trabajo y tomé el primer trabajo sin prever lo que había a la vuelta de la esquina. No voy a cometer ese error de nuevo. Prefiero un entorno que sea agradable, estructurado y orientado hacia el trabajo en equipo, donde mis mejores talentos puedan destacarse y hacer una contribución sustancial.

¿Por qué se fue (o desea irse) de su empleo anterior?

Esta averiguación suele ser la más emocional y difícil para la persona que ha sido despedida. Si uno no está preparado con una respuesta, el entrevistado puede sentir vergüenza y pasar un mal rato, hasta arruinar el resto de la entrevista cuando se da cuenta de que no está dando una buena impresión. Debe encontrar una respuesta que sea verdadera, pero que no dé una mala imagen de usted, de la empresa, o de nadie de allí. Debe evitar dar la impresión de que alguien hizo algo mal. La explicación debe ser breve, no más de dos o tres oraciones. Luego deje de hablar. No trate de extenderse o desarrollar el tema, porque lo único que logrará es que le hagan más preguntas.

¿Qué es lo que usted hizo bien?

La respuesta a esta pregunta es definitoria, y puede llevarlo tanto al éxito como al fracaso en su búsqueda laboral. Lo que el entrevistador realmente desea saber es qué puede hacer usted por la empresa, y por qué habría que contratarlo a usted y no a los otros varios candidatos que están igualmente capacitados.

A este respecto, el entrevistador desea saber no sólo qué tan eficaz es usted, sino también si hay algo de usted que podría ocasionar problemas. Evite este último tema y dedíquese a citar ejemplos específicos de cosas que hizo en su último empleo, adjudicándose el mérito cuando corresponda en lo que se refiere a programas iniciados y tareas cumplidas. En su preparación para esta pregunta de tanta importancia, usted deberá enumerar los puntos que desea mencionar y dejar bien establecidos, de manera que intente memorizarlos. Asimismo, al concentrarse en los casos específicos de lo que realizó, usted está utilizando con éxito la técnica sin pasar por fanfarrón. Fácilmente el 60 por ciento de la gente que pasa por una entrevista laboral no consigue la oferta debido tan solo a que no saben venderse. Excepto para los candidatos a los niveles de primeros empleos, el empleador va a estar mucho más interesado en sus antecedentes laborales que en su formación. Usted debe mencionar esta última, pero lo que tiene que hacer primero es hablar de sus logros en su trabajo.

¿Qué es lo que no hace bien?

Esta es una variación sobre la pregunta anterior, y vale el mismo consejo. Aléjese por completo de los puntos negativos, o de cualquier declaración que pueda interpretarse como negativa.

Cuénteme acerca de sus puntos fuertes y sus debilidades.

Esta es una de las preguntas estereotipadas más antiguas de las entrevistas laborales. Para el que va bien preparado es una muy buena señal, porque indica que el entrevistador no es precisamente un experto. Esto le da a usted la oportunidad de aprovechar la entrevista y llevar agua para su propio molino. Al responder la pregunta, debe concentrarse en los puntos fuertes y evitar hablar de los débiles.

Lo importante que tiene que recordar es nunca decir nada negativo acerca de usted mismo. Suele haber una tendencia a hacer esto, porque se nos enseña desde pequeños que tenemos que ser modestos al tratar con otras personas. Pero ese tipo de actitud no tiene cabida en una entrevista competitiva por un empleo. Inclusive una declaración aparentemente inofensiva tipo “no tengo paciencia para la ineficacia” puede ser peligrosa. Puede ser tomada como una señal de que usted tiene mal genio, es severo con los subordinados o no puede manejar una situación difícil sin perder la calma.

¿Cuáles eran sus expectativas para el trabajo y en qué medida fueron cubiertas?

Si al entrevistador le interesa conocer cuáles eran sus expectativas en su anterior trabajo y en qué medida se cumplieron, usted debe plantear sus viejas aspiraciones y enunciar algunos ejemplos de lo que hizo para conseguirlas.

Si el empleo no era exactamente lo que esperaba, es bueno mencionarlo. Sin embargo, usted debe centrarse en el trabajo en sí y marcar algo positivo igualmente.

No se refiera a la empresa, ni a su trato con su jefe o la relación con sus compañeros de trabajo.

Tenga cuidado de no resaltar demasiado lo negativo. En cambio destaque otros aspectos como la conducción del trabajo.

Indique como fue capacitado y que otras oportunidades de desarrollo profesional le sirvieron para alcanzar sus metas (mencione cuales fueron).

Al responder, sea específico. Prepare algunos ejemplos de antemano para compartir con el entrevistador.

Por ejemplo, si su trabajo involucra el desarrollo de alguna aplicación informática o producto electrónico/eléctrico, mencione las especificaciones/objetivos básicas del producto, su desarrollo y la responsabilidad que le encomendaron en el proyecto, la capacitación recibida y como todo ello lo lleva a cumplir alguna de sus metas.

¿Cuáles eran sus responsabilidades?

Cuando se le pregunta las cuestiones relacionadas con su posición actual o anterior, es importante ser específico y resaltar los aspectos positivos respecto de lo que hizo en su anterior posición.

La mejor manera de responder es describir en detalle sus responsabilidades y su conexión con la tarea que está solicitando.
   Trate de asociar sus responsabilidades con las que figuran en la descripción del nuevo puesto, de esta forma, el empleador verá que usted tiene las cualidades necesarias para realizar el trabajo.

Elabore una respuesta haciendo énfasis en sus anteriores responsabilidades que están directamente relacionadas con las nuevas exigencias del trabajo.

También es importante ser honesto. No invente, no realce su trabajo, porque usted no sabe cuáles serán las próximas preguntas que pueden llegar a complicarlo, ni si luego cotejaran su respuesta con sus referencias.

¿Cuáles son los principales retos y problemas a los que se enfrentó? ¿Cómo los resolvió?

Cuando le pregunten ¿Cómo manejar un reto en el trabajo? asegúrese de incluir ejemplos concretos de cómo se maneja exitosamente una situación difícil.

Haga memoria y busque en su historial laboral situaciones recientes que haya resuelto, y conforme la mejor respuesta.

Durante un difícil período financiero, pude negociar satisfactoriamente con pagos parciales, planes de cuotas y reembolsos con múltiples proveedores.

Cuando el desarrollo del nuestro nuevo producto se estancó, tomé el liderazgo del equipo y logramos poner el proyecto marcha, solucionando los inconvenientes y resolviendo los problemas dentro de un período muy corto de tiempo.

En una ocasión un cliente estaba a punto de entregar su negocio a un competidor. Me reuní con el cliente y fui capaz de cambiar la forma en que manejaba sus cuentas en el día a día, con el fin de mantener el negocio.

¿Cuál fue su mayor logro / fracaso en esta posición?

Como las respuestas deben ser siempre precisas y breves, la mejor forma de responder es dar un ejemplo de algo que haya logrado y que se relacione directamente con el trabajo que está pretendiendo

Revise su currículum y piense en los requerimientos del puesto de trabajo.

Encuentre la mejor opción y úsela para demostrar cómo se logra algo que sería también beneficioso para la empresa que está entrevistando. Por ejemplo, si usted está siendo entrevistado para un trabajo en una escuela en donde tendrá que gestionar la inscripción y matrícula de estudiantes, plantee alguna acción que llevara a cabo en su anterior empleo como pudiera ser el diseñado y gestión de un software de registros que resuelve los problemas de administración y seguimiento de los clientes.

Si ha fallado en algo dígalo, pero asegúrese que es un defecto/error menor y piense como mostrar un final positivo. Por ejemplo, si estaba dirigiendo un proyecto que estaba muy atrasado en su desarrollo, explíquele al entrevistador cómo ajustó el volumen de trabajo y la línea de producción para retomar el ritmo y acortar el tiempo de atraso.

Más preguntas:

  • ¿Qué ha estado haciendo desde su último trabajo?
  • ¿Por qué eligió este sector / esta profesión?.
  • Hábleme de su carrera/ de sus estudios… ¿Tuvo buenas notas?.
  • ¿Cuáles fueron sus asignaturas/materias favoritas?. ¿Y cuáles le supusieron mayores quebraderos de cabeza?.
  • ¿Trabajaba mientras completaba sus estudios?. ¿En qué?.
  • ¿Considera que esta bien preparado para afrontar este reto?.
  • Si pudiera dar marcha atrás en su vida profesional o académica, ¿suprimiría algo?. ¿Cambiaria algo?
  • ¿Haría algo que dejo de hacer en su día?.
  • ¿Donde se ve dentro de 5/10/15 años?.
  • ¿Cuales son para usted las claves del éxito profesional?.
  • ¿Pertenece a alguna asociación profesional?.
  • ¿Está usted suscrito a alguna publicación de su gremio?.
  • ¿Por que existen algunas lagunas o espacios en blanco en su currículo?.
  • ¿Ha asistido usted a clases durante los últimos tres años?. ¿De qué?. ¿Por qué?.
  • ¿Cuáles son sus objetivos profesionales a corto/ medio /largo plazo?.
  • ¿Por qué ha abandonado o quiere abandonar sus puestos de trabajo anteriores?.
  • ¿Cuáles eran sus funciones en dichos puestos?.
  • Ante una lista de quehaceres, ¿Como estableces una línea de prioridades?.
  • De todos ellos, ¿Cual le gusto más?. ¿En cuál se sintió más desaprovechado?.
  • ¿Qué recuerdos guarda de entonces?.
  • ¿Cree que han cambiado sus intereses profesionales en los últimos años?. Si la respuesta es afirmativa, ¿Por qué?.
  • ¿Qué le han aportado estas experiencias profesionales?.
  • ¿Volvería a su ultimo empleo?. ¿Por qué?.

Hay que tratar de ensayar nuestras respuestas, nuestros argumentos y explicaciones, no dar pie a otras preguntas y responder con naturalidad, reflexión, honestidad y elegancia.

Pronto seguiremos con “Preguntas sobre el Trabajo al que se Presenta”, “Preguntas sobre la Empresa” y “Preguntas Personales o sobre Capacidades”.